Segunda RFEF

Empate con buena imagen

La Peña Deportiva se tiene que conformar con un punto contra el Huesca B en un partido en el que tuvo las mejores ocasiones

| Ibiza |

Valorar:
Cristeto, centrocampista de la Peña Deportiva, controla el balón con el pecho en un lance del encuentro de ayer en El Alcoraz.

Cristeto, centrocampista de la Peña Deportiva, controla el balón con el pecho en un lance del encuentro de ayer en El Alcoraz.

Huesca CF

HUESCA B: 1

PEÑA DEPORTIVA: 1

La Peña Deportiva se llevó un punto de El Alcoraz tras empatar a un gol contra el Huesca B en su primera salida de la temporada. El equipo de Manolo González se adelantó en la recta final del primer tiempo, pero no aguantó su ventaja hasta el descanso. Finalmente, se tuvo que conformar con un punto en un partido en el que ofreció una buena imagen y en el que dispuso de las mejores ocasiones.

La primera gran ocasión la tuvo el ariete Carlos Kevin, que fue todo un incordio para la zaga visitante. Pasado el cuarto de hora, el delantero disparó tras una buena triangulación, pero Costa apareció raudo y veloz para desviar a córner el chut.

Esta aproximación no fue más que un espejismo, pues los peñistas fueron los que generaron más peligro y buscaron más el gol. Piera, Ton y Calarge, que se sumó constantemente al ataque con muy buenas maneras, merodearon el 0-1. Finalmente, fue Piera, de penalti, el que rompió el cerocerismo. Chinchilla le robó la cartera a Aparicio, que le derribó en el área, y el ex del Portmany no perdonó desde los 11 metros.

El marcador hacía justicia a tenor de lo visto en el terreno de juego. Sin embargo, el fútbol no tiene por qué entender de ello y, en el descuento, Carlos Kevin cabeceó a la red un centro de Edu Adell al segundo palo para empatar la contienda justo antes del descanso.
En la segunda mitad, las oportunidades de gol no fueron tan claras, pero las hubo. Max tuvo el 1-2 en sus botas después de que Cristeto le dejara solo con un buen pase entre líneas. Sin embargo, el exjugador del Cornellà, que tenía a un compañero a la derecha libre de marca, tiró raso al portero. Acto seguido, el árbitro anuló un tanto de Mikel Bueno. El delantero presionó al portero, cuyo despeje rebotó en él y se metió en la portería. Sin embargo, el trencilla consideró que había marcado con la mano.

También en el 90 tuvo la Peña la victoria, pero Pau Torres, cerca del punto de penalti, chutó con tanta violencia que la pelota se fue por encima del larguero e incluso rompió la silla de la grada. Fue la última opción de gol de una Peña Deportiva que dejó una buena imagen en El Alcoraz y sigue invicta tras dos jornadas.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.