Contenido patrocinado

¿Sabes qué es un Protector Contra Sobretensiones?

| Ibiza |

Valorar:
La vocación de Endesa de reforzar la seguridad de personas y las instalaciones de la empresa.

La vocación de Endesa de reforzar la seguridad de personas y las instalaciones de la empresa.

Endesa quiere destacar la necesidad de instalar protectores contra sobretensiones, de presencia obligatoria en los cuadros eléctricos de nueva instalación para incrementar la seguridad de las personas y de las intalaciones. El protector contra sobretensiones (PCS), tal y como indica su nombre, protege los aparatos eléctricos de la casa y evita los daños por sobretensiones con independencia de su naturaleza.

Hay que distinguir entre protectores contra sobretensiones transitorias y protectores contra sobretensiones permanentes.

En cuanto a las sobretensiones transitorias, las puntas de tensión se pueden deber, por ejemplo, a la caída de un rayo durante una tormenta, y pueden ocasionar daños en los equipos, en la instalación e incluso en las personas. En caso de sobretensión, el PCS actúa como un escudo y desvía la corriente a la toma de tierra, evitando daños en los aparatos eléctricos, explican desde Endesa.

En cambio, el protector contra sobretensiones permanentes, obligatorio desde el mes de junio de 2019, impedirá los efectos de las sobreintensidades y sobretensiones que por diferentes causas se puedan producir y protegerá la instalación eléctrica particular de los efectos producidos por agentes externos.

La página web e-distribución.com

La empresa de distribución de Endesa, e-distribución, a través de su página web, publica información relevante en el ámbito de la seguridad y medidas de prevención de riesgo eléctrico, donde los usuarios pueden encontrar la información necesaria cuando se lleven a cabo diferentes actividades donde pueda haber riesgo eléctrico.

Consejos de posibles riesgos eléctricos en viviendas

Si se tiene que manipular alguna parte de la instalación eléctrica de nuestra vivienda (cambiar una bombilla, colgar una luz, reparar una toma de corriente, etc.), no lo hagas sin haber desconectado antes el interruptor general de alimentación desde el cuadro eléctrico. En cualquier caso, si se tiene que hacer una modificación en la instalación eléctrica, hay que recurrir a un instalador profesional autorizado.

Los lavabos y las cocinas son zonas con más riesgo eléctrico porque son húmedas. Hay que ir con mucho cuidado en estas habitaciones de la casa. No se deben utilizar aparatos eléctricos cerca de la bañera o la ducha, ni con las manos húmedas o sin calzado.

Es recomendable apagar los electrodomésticos destinados a calentar y cocinar antes de salir de casa. No uséis los electrodomésticos más pequeños (como la batidora, la plancha, la cafetera...) cerca del grifo o de las zonas húmedas. Antes de limpiar un electrodoméstico, hay que asegurarse de haberlo desconectado. Y, si queda encallada una rebanada de pan en la tostadora, no uséis un objeto metálico para sacarla.

Además, si hay niños en casa no se tienen que dejar aparatos eléctricos a su alcance. Si los niños son pequeños, hay que mantener tapadas con protectores las tomas de corriente que no se usen.

Descifrando el cuadro eléctrico

Conocer la función exacta de cada interruptor del cuadro eléctrico te ayudará a saber por qué te has quedado sin luz y podrás evitar problemas más importantes. Se trata del panel de mandos de la electricidad de tu casa y, normalmente, se encuentra cerca de la puerta.

Si el cuadro eléctrico tuviera un jefe, este sería el ICP o interruptor de control de potencia. Ocupa la primera posición dentro del cuadro eléctrico, delante del interruptor general automático (IGA), al cual haremos mención más adelante.

El ICP es el encargado de cortar el suministro eléctrico cuando la demanda de potencia supera la potencia contratada, o en casos de sobrecarga o cortocircuito, para evitar daños en la instalación.

IGA (interruptor general automático)

El interruptor general automático es un elemento que solo se encuentra a los cuadros de nueva instalación. Su función consiste al cortar la electricidad de toda la vivienda en caso de cortocircuito o exceso de potencia, ya sea por el hecho que hay muchos electrodomésticos encendidos o bien a causa de un cortocircuito.

El IGA es el elemento que supervisa que no superes el máximo que soporta la instalación. Podrías tener contratada una potencia de 10 kW, pero no te servirá de nada si tu instalación no está preparada para soportar más de 6 kW, porque el IGA saltará cuando se superen los 6 kW.

PCS (protector contra sobretensiones)

Es otro elemento de presencia obligatoria en los cuadros eléctricos de nueva instalación para incrementar la seguridad. El protector contra sobretensiones, tal y como indica su nombre, protege los aparatos eléctricos de la casa y evita los daños por sobretensión con independencia de su naturaleza.

El interruptor diferencial (ID) es diferente al resto de dispositivos. Se puede reconocer fácilmente porque incorpora una palanca giratoria o, con mayor frecuencia, un pulsador. Este elemento protege la instalación contra las fugas de corriente y evita que nos afecte un chispazo (o algo peor) si tocamos un electrodoméstico con algún cable mal conectado.

Por este motivo, si en algún momento salta el ID es porque se ha producido una fuga de corriente a tierra a causa de alguna anomalía en la instalación o de algún electrodoméstico defectuoso.

Por norma general, cada instalación eléctrica acostumbra a tener un diferencial, pero en función de las dimensiones del inmueble puede ser que haya dos o tres para controlar las diferentes zonas de la vivienda.

Por otro lado, estos interruptores (PIA) controlan por separado la llegada de electricidad a los varios electrodomésticos y circuitos de la casa: lavadora, alumbrado, frigorífico, enchufes, etc. Están siempre juntos. Como bonos hermanos, son inseparables, y si detectan un exceso de consumo en una parte de la vivienda, el interruptor pertinente se desconecta de forma automática. Así, se deja sin electricidad la zona en cuestión, pero no el resto del hogar.

Tal y como sucede con el ICP y el IGA, son interruptores magnetotérmicos y sirven para cortar la electricidad, de forma manual o automática, de los aparatos específicos que dependen en caso de cortocircuito o de sobrecarga.

¿En que nos ayuda el cuadro eléctrico?

Como ya habrás podido observar, todos los interruptores, excepto del diferencial, sirven para cortar el suministro de forma manual o automática en caso de producirse un consumo excesivo. De este modo, cuando te quedes sin luz, el primero que tendrás que hacer es verificar el cuadro eléctrico. En función del interruptor que haya saltado, podrás descubrir el problema y, por lo tanto, encontrar la solución.

Con respecto a los comercios

La posibilidad de proteger ordenadores, electrodomésticos y otros equipos electrónicos o eléctricos con protectores de sobretensiones puede evitar, con un bajo coste, un alto coste en daños de equipos ocasionados por descargas atmosféricas y otras causas

Del mismo modo que en los cuadros eléctricos de baja tensión (BT) de las instalaciones privadas (viviendas, PIMEs, grandes empresas,…) nadie se sorprende de ver interruptores automáticos de protección de sobreintensidades , para proteger a los equipos de descargas atmosféricas, de cortocircuitos o de sobrecargas debidas a los equipos conectados, las protecciones frente a sobretensiones siguen siendo las grandes desconocidas del “gran público”, a pesar de que su coste es reducido (unas decenas de €, las más económicas) y, sin embargo , puedan ahorrar miles o decenas de miles de euros (según los equipos conectados en las viviendas o negocios) en daños causados por las sobretensiones generadas por impacto de rayos, o por conmutaciones y/o defectos en las redes eléctricas.

Es habitual que tras episodios de tormentas severas, con descargas de rayo que impactan en las líneas eléctricas o en sus proximidades, tanto en las redes de las empresas distribuidoras como en redes privadas que alimentan a viviendas o industrias/comercios, se generen sobretensiones que afectan a los equipos eléctricos o electrónicos conectados en la red BT , dañando o averiando a los mismos.

En este sentido, “eDistribución Redes Digitales” recomienda, tal como establece el Reglamento Electrotécnico para BT vigente (2002) en su artículo 16.3 , proteger las instalaciones interiores o receptoras de BT, no sólo de las sobreintensidades sino también de las sobretensiones, con protectores cuya selección y montaje lo realizan de forma habitual los instaladores/electricistas, de acuerdo con las Especificaciones Particulares de las empresas distribuidoras. En el caso de eDistribución, estas Especificaciones se publicaron en el BOE de 28 de diciembre de 2018 (NRZ103 Ed.2).

La seguridad de las personas, instalaciones y equipos conectados a las redes eléctricas, es un objetivo fundamental para ENDESA, así como la vocación de informar a sus clientes de la necesidad de instalar dispositivos de bajo coste que evitan altos costes en daños (ordenadores, electrodomésticos, aires acondicionados, motores, …), tales como los protectores de sobretensiones.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.